Las leyes básicas de la vida. Ley Treinta y uno.



Ley de la Gratitud.

Gratitud significa dar las gracias desde el corazón y entonces la energía fluye desde el corazón y activa ciertas respuestas en otras personas y en el Universo. 
Cuando se siente la energía de gratitud se siente tan contenta que todavía quiere dar más. La energía divina responde amorosamente otorgándote nuevas bendiciones. 
La gratitud de corazón es una llave para la abundancia. Abre la puerta de los grandes recursos del Universo. Cuando juzgas y criticas, vives en un infierno, es lo opuesto a la gratitud y el reconocimiento. El cuerpo se tensa. Hay una salida del infierno hacia el cielo, reconocer con compasión que la persona ésta herida. 
Las personas felices, no perjudican a nadie. Encuentra una cualidad en las personas y tú volverás a sentirte bien, eso es el cielo. El reconocimiento y la gratitud también sanan. El agradecimiento es la brisa que puede avivar la chispa más diminuta y convertirla en una gran hoguera. 
Cuando agradeces incluso algo diminuto de una persona, eso se hace más grande. Cuando aprecias algo y te sientes agradecido, de acuerdo con la Ley de la Atención, se incrementa y multiplica. El juzgar y criticar impiden el crecimiento de las flores y puede llegar a matarlas. La gratitud es la luz del sol que permite que los pétalos se abran y florezcan. 

Nos envían desafíos porque éstos nos ayudan a crecer, cambiamos nuestra actitud hacia ellos. Toda situación difícil oculta el regalo de una lección. Nuestra tarea consiste en aprender la lección y apreciar lo que se nos ha enseñado. Si quieres que tu vida sea más feliz, sana y próspera. 
Activa la Ley de la Gratitud: el que seas positivo y aprecies las cosas, reconoce las bendiciones que se te han otorgado, se alegre, recuerda las cosas buenas de una persona, concéntrate en lo bueno de toda situación y persona, no escatimes en alabanzas, utiliza la palabra gracias con autenticidad, se cariñoso, atento y amable, reconoce tu magnificencia, celebra la vida y sé feliz. La gratitud atrae incontables bendiciones hacia ti. Reconoce tus bendiciones y observa como se multiplican.

Abrazo de viento a tu corazón.

Las leyes básicas de la vida. Ley Treinta.



Ley de la Perspectiva.
El tiempo no es lineal, tu estado mental cambia tu percepción del tiempo. Si te sientes mal o apurado porque algo suceda rápido, el tiempo se hace más lento. Si tienes miedo se detiene, si te sientes feliz, el tiempo vuela. Cuanto más baja es nuestra frecuencia, más lenta será nuestra percepción del tiempo. 

El tiempo en el planeta se ha acelerado un tercio como resultado de la elevación de consciencia que ha tenido lugar. El tiempo se puede transcender, las personas pueden sintonizar con vidas pasadas o con el tiempo futuro. 

El tamaño también depende de la percepción personal. Un problema que parece enorme e insuperable por la noche, a veces se ve más sencillo por la mañana. La diferencia del estado de la materia como líquida, sólida o gaseosa, lo rige los átomos y moléculas que se mueven a diferentes niveles de densidad. 

La belleza se encuentra en el ojo del observador. Las personas con visión psíquica que ven hadas, elfos y criaturas espirituales, perciben una versión más amplia del Universo que otros cuyo tercer ojo está cerrado. 
Afrontarás tus desafíos vitales de forma diferente según tu nivel de consciencia. Todo depende de tu perspectiva. No hay nada que juzgar. Solo existe conciencia de que todo el mundo vive en una realidad diferente. 
La persona horrible se puede percibir como una amenaza o como alguien que te está enseñando una lección. Obsérvalo todo desde una perspectiva de amor y caminarás por el sendero de la ascensión. 
Todo es perfecto tal como está según las leyes del Universo. Es nuestra percepción la que está distorsionada. La Tierra es conocida como el plano de lo ilusorio, porque nada es lo que parece ser.

Abrazo de viento a tu corazón.

Las leyes básicas de la vida. Ley Veintinueve



La de la Purificación 

Tu aura es como una capa que te cubre, si tu esencia es pura, es como una luz que te rodea y te protege y si tienes temas por resolver, se ven como manchas de suciedad. 









Las personas enfermas tienen aura débil y personas negativas, están rodeados de capa oscura. Si tu aura es clara y pura, nada puede hacerte daño. Ninguna persona negativa ni situación puede atravesarla. 

El miedo deja pasar el dolor, el daño y el peligro. La pureza confiere seguridad. Cuanto más evolucionamos, más brillante es la luz. Antiguas broncas, odios, nos forman borrones en el aura al igual que la envidia, los celos, el orgullo o la avaricia. 
Para hacer la limpieza de puntos oscuros, escribe los pensamientos negativos que te lleguen y quema el papel. El fuego transmuta la energía pesada o  entiérralo. La tierra, fuego, agua y aire son grandes purificadores, camina descalzo por la hierba y así las energías negativas descienden por los pies y pasan al suelo. Sal a la montaña, restablece tu energía vital, nada en el mar (o báñate con agua con sal) y también purifica tu aura. 

El fuego es el más potente, quema recuerdos y cambia la energía de tu entorno. Las adicciones son conductas que repetimos para reprimir sentimientos. Pide a la luz del fuego que te revele la emoción que niegas, pídele que te ayude a sentirla, pide ayuda para soltarla, y pide a la luz que sane la emoción. Hay muchas personas con aura limpia que envuelven a otros sin darse cuenta y absorben su energía negativa y se pueden sentir agotados y carentes de energía. 
Tu aura impregna la suya y empieza a limpiarla y te puedes sentir cansado con personas de baja vibración. Tu aura tiene un color, un sabor y un olor, puede ser densa, suave, ligera o pesada, si es turbulenta, huele mal y está llena de emociones no resueltas y emites energía oscura y solo los que tienen un aura igual están cómodos en tu presencia. 
El alcohol, tabaco y drogas contamina el aura y atraerás a entidades del bajo astral, ya que tu vibración encaja con la suya. Una entidad astral baja, estará incómoda con un aura pura y pronto se marchará. 
Tienes que purificar tu aura si dices palabrotas, piensas cosas negativas, te aferras al dolor, culpabilidad o rabia, eres resentido, te preocupas, estás ansioso, haces poco ejercicio, vives con suciedad, trabajas en exceso y te alimentas con comida basura. 
Si andas en el camino espiritual, el aura se pondrá clara, fragante, ligera y radiante con hermosos colores y las personas de elevada energía te rodearán. Si eres puro y ligero, los espíritus guardianes y guías espirituales más evolucionados se sienten atraídos hacia ti.
Los pasos para la purificación son: vigila tus pensamientos y palabras, actúa con honestidad, cultiva la compañía de personas puras, escribe y quema tu culpabilidad, dolor y rabia, perdónate y perdona a los demás, peina tu aura con los dedos, haz ejercicio, sal a la montaña y/o al mar o simplemente a caminar, pide a los espíritus guardianes que te purifiquen, envuélvete con la llama violeta y pide a tu Yo superior que te purifique el día trazando un camino de llama violeta.
Para purificar tu hogar, limpia y ordena, abre las ventanas para que entre aire fresco, mira menos la televisión y desconecta los aparatos eléctricos y electrodomésticos no se utilicen, los helechos y cintas transmutan la energía psíquica más densa, llena la casa de libros, imágenes y colores espirituales, canta música sagrada, purifica las habitaciones con incienso, medita e invita a los espíritus guardianes y seres superiores a tu casa, tu hogar irradiará luz dorada y se convertirá en un lugar de amor. El color del 4º chakra es blanco puro, el centro de la consciencia crística y del amor incondicional.
Para purificar el planeta: visualiza luz y amor que fluye por toda la red de líneas telúricas bajo la superficie de la Tierra. Visualiza luz y amor de elevada frecuencia. Cierra los ojos y pide que una columna de luz blanca descienda desde La Fuente, la energía esencial creadora de todo el Universo. 
Un aura pura, confiere protección y atrae a los espíritus guardianes hacia ti.








Abrazo de viento a tu corazón.